CAMARA DE RADIODIFUSION DE GUATEMALA

NUESTRA HISTORIA

PASAR EL MOUSE...

El 27 de noviembre 1978, se hizo la publicación en el Diario de Centroamérica de los estatutos de La Cámara

LEER MÁS....

QUIENES SOMOS

PASAR EL MOUSE...

La Cámara de Radiodifusión de Guatemala –CRG- agrupa en su seno a empresas de radio y televisión abierta que operan al amparo

LEER MÁS....

JUNTA DIRECTIVA

PASAR EL MOUSE...

La junta directiva está compuesta por: Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero, Vocal I, Vocal II, y Vocales Suplentes, Mario Federico

LEER MÁS....

COMO AFILIARSE

PASAR EL MOUSE...

De acuerdo a lo establecido en los estatutos de la CRG, Artículo cinco (5). Requisitos de ingreso. . La Cámara estará integrada por las personas

LEER MÁS....

LAS FRECUENCIA Y EL DERECHO

Publicación de SIGLO 21, 14-01-12

Gabriel Orellana. gorellana@siglo21.com.gt

Miguel Ángel Albizures (“Frecuencias, un derecho”, elPeriódico, 12.01.12), vierte algunos conceptos que ameritan comentario.

El 14.07.06 expuse públicamente ante la Relatoría sobre la libre emisión del pensamiento de la Comisión Americana de Derechos Humanos

La posición de la Cámara de Radiodifusión de Guatemala –CRG— respecto al tema de las llamadas radios comunitarias. De aquel mensaje copio lo siguiente:

“Han sido varias las oportunidades en que la CRG, por medio de su presidente ha manifestado públicamente que: (i) esta entidad no se opone a la existencia de las llamadas “radios comunitarias”, siempre y cuando operen dentro del marco de la legalidad guatemalteco y respetando los principios técnicos internacionalmente aceptados para evitar interferencias en perjuicio de cualquier estación de radio legalmente para operar en el país; (ii) al existir aproximadamente 800 estaciones de radio que actualmente operan al margen de la legalidad y disponiendo el Estado de Guatemala de unas 100 frecuencias para distribuir, es preciso ordenar el cuadrante; [y] (iii) comparte el punto de vista de la señora Ileana Alamilla, expresidenta de la Asociación de Periodistas de Guatemala y gran impulsadora del movimiento de radios comunitarias, en el sentido: “La lucha por la existencia de radios comunitarias es una necesidad democrática en Guatemala, pero no puede servir para disfrazar otros fines y otros usos. Las radios que tienen dueño, que son exclusivamente para fines religiosos o que replican las lógicas comerciales no son comunitarias.” (Radios comunitarias “legítimas”, Prensa Libre, 26.04.06, p. 16). […] La CRG estima pertinente informarle a la CIDH que existen algunas asociaciones de “radios comunitarias” que, en el interior del país, han tratado de impedirles a las autoridades competentes el cumplimiento de sus funciones mediante la incitación para que la población tome medidas de hecho en su contra.

Los informes producidos con este motivo demuestran que las movilizaciones se han realizado, fundamentalmente, por mujeres y niños. Algunas de estas asociaciones han sido públicamente expuestas como instrumentos de determinados políticos y empleados públicos.”

Publicación de SIGLO 21, 14-01-12

Gabriel Orellana. gorellana@siglo21.com.gt

LAS FRECUENCIA Y EL DERECHO 2

Miguel Ángel Albizures (el Periódico, 12.01.12) acusa a la Cámara de Radiodifusión de Guatemala –CRG— de no distinguir entre las radiodifusoras “que realmente son piratas y aquellas que representan un servicio, en su propio idioma, a las comunidades que con esfuerzo propio hacen posible que lleguen los programas educativos, la información, los análisis y las orientaciones a millares de personas.” Él, por su parte, descuida el problema medular, cual es el hecho de que existen, efectivamente, radiodifusoras que se encuadran dentro del concepto de “radios comunitarias” y que, además, funcionan “con absoluto apego a Derecho”, pero que aun así son afectadas por la forma ilegal de operar de otras “radios comunitarias” que operan sin legalizar su operación. Radio Cultural TGN, Feger, Unión Radio Adventista, por ejemplo, operan como comunitarias y, además, sin causar interferencias a otras emisoras, ya sean “radios comunitarias” o no.

Toda emisora (comunitaria o no) opera con el espectro radioeléctrico; y en su anárquico funcionamiento producirá interferencias perjudiciales a otras emisoras (comunitarias o no). Aplica, pues, para este caso el principio que dice “el respeto al derecho ajeno es la paz.”

Al forzar las leyes de la naturaleza, Alvizures omite también decir cómo habrán de repartirse las 100 frecuencias estatales legalmente disponibles entre más de 800 radiodifusoras –piratas o no—que operan sin título alguno, al margen de la legalidad. Oculta también el hecho de que, si bien es cierto, la Iniciativa de Ley 4087 obtuvo dictamen favorable de la Comisión de Pueblos Indígenas, aún le falta –por razón de competencia en la materia—lograr dictamen favorable de la Comisión de Comunicaciones del Congreso de la República. No se puede — ni se debe— olvidar, además, que según el artículo constitucional 121, inciso h), las frecuencias radioeléctricas son propiedad del Estado y que su uso —mal que bien, si se quiere— se halla legalmente regulado y en caso de desacuerdo existen medios lícitos para remediar esta situación; pero, entre tanto — como dice la Constitución—gobernantes y gobernados tenemos la obligación de actuar “con absoluto apego al derecho”.

MULTIMEDIA

-Mensaje presidente AIR-

-Radios Comunitarias-

-Canción 80 años de la Radio-

NOTICIAS:

La Agencia de Delitos Cometidos por el Uso Ilegal de Frecuencia Radioeléctricas de la Fiscalía Metropolitana del Ministerio Público.......

Fuente: www.mp.gob.gt

...Leer más